Síndrome de Estocolmo

No se me ocurre manera mejor de justificar el desasosiego que siento ahora que me queda sólo un mes en esta, mi empresa. Toda la emoción de pillarse el descanso, las peleas con las máquinas expendedoras, los chismes… Dios, qué rarita me estoy volviendo.

Mp3 del día: Alice Cooper – Billion Dollar Baby

Anuncios