El trabajo dignifica (¡que te lo has creído!)

Hoy he empezado en un nuevo trabajo. El trabajo es tan fácil que hasta un mono podría hacerlo. Y no me refiero a uno de esos monos tan listos que vemos por la tele, me refiero a un mono como ése del video, el que se mete el dedo en el culo y se desmaya al olerlo. Pero vamos, que es una mierda con todas las letras, de teleoperadora comercial. Así que por favor, crucemos los dedos para que encuentre otra cosa, ¡pronto!
El primer dato curioso del día es que en los lavabos del trabajo he visto esto:
¿Qué? ¿Para asearnos las partes impúdicas entre llamada y llamada? ¿Y para qué leches sirve ese tubito? Cuando lo he visto se me han abierto los ojos como platos. Pero no tanto como cuando vi esto:
De haber ido a pie me hubiera acercado a curiosear, pero iba en el autobús de camino al trabajo y sólo he podido sacar una foto (perdón por la calidad, la saqué con el móvil). Por si no se aprecia bien, es una furgoneta con el logo de Dharma. ¿Qué tendría dentro? Por cierto, que hoy he terminado de ver la primera temporada, no veo la hora de empezar a ver la segunda. Ahora que lo pienso, sólo he tardado una semana. A veces me asusta lo friki que puedo llegar a ser…

Mp3 del día: Tool – Stinkfist

¿Un chicle?

Ya se sabe que los japoneses tienen una obsesión tremenda por todo lo infantil (kawaii, lo llaman ellos), ¿de dónde si no iban a salir Hello Kitty, Miffy y todas esas cosas tan monas? Lo que pasa es que parece que no se conforman con los juguetes, los caramelos o la ropa, que sería lo más obvio. Nein, los japos siempre van un paso más allá, hace poco encontré por ahí esto, buscando ejemplos de packaging nipón:Sí, es exactamente lo que parece: una caja de condones. No sé yo cómo anda el resto del mundo en sus asuntos sexuales, pero el caso es que a mí me cortaría bastante el rollo ir a comprar preservativos y que un ¿koala? me mire sonriente llevando un condoncito en la cabeza… Después de encontrarme esto seguí buscando en google, y no acaba ahí la cosa:

Más espeluznante si cabe que el anterior, nada más y nada menos que una muñeca rarita acariciando una polla que debe de ser como ella de alta… Atención a la cara de éxtasis de la tipa, ¿está en trance?Mucho ojo con estos, no vaya a ser que os confundais…
El colmo de la extravagancia: condones del zodíaco. Me imagino que estos serán los de piscis. Por cierto, yo que nací en julio, no me quiero ni imaginar lo incómodos que deben de ser los condonces de cáncer…
En fin, damas y caballeros, que podría pasarme horas y horas analizando este tema de vital importancia, pero prefiero que sean ustedes mismos los que se adentren en el fascinante mundo de los condones japoneses. ¡Disfruten del viaje!

Mp3 del día: Emilie Simon – Fleur de saison

Hijos imposibles

Es de todos sabido que si hay algo para lo que sirvo es inventarme chorradas. Mi madre y yo tenemos una especie de juego, el hijo imposible. Es como los parecidos razonables, sólo que consiste en encontrarle a alguien parecido no con una, sino con dos personas a la vez. Ahí va uno mío:

Gomaespuma, padres (¿orgullosos?) de…

Fabio Capello.

Hala, ahí lo llevas. Para que luego digan que no tengo talento…

Mp3 del día: Garbage – Drive you home

¡Atención: spoilers!


Ya sé que la red es una gran fuente de información (si es fiable o no y hasta qué punto es otra historia), pero a veces es… demasiada. Uno busca información sobre la peli que va a ver el sábado, y se encuentra con que fulano o mengano ha escrito sobre ella en su blog. Oh, sorpresa… no sólo recomienda verla o no, no sólo da su opinión, también comenta detalladamente las escenas clave, e includo el final. Bravo, fulano. Me has jodido la vida.
Todo esto viene por mi último vicio televisivo:
Perdidos. Claro que la culpa es mía por empezar a ver una serie desde el principio cuando el mundo entero me lleva dos temporadas. También me ocurrió con A dos metros bajo tierra, aunque por entonces la llevaba al día. Y recuerdo con especial odio a una chica llegando a instituto para contar que aquel fin de semana había ido a ver El sexto sentido, y lo mucho que le había impresionado que Bruce Willis estuviera muerto.

A todos los menganos y fulanos del mundo: lo que más me apetece es acabar con vosotros dolorosamente, a vosotros y a los que hablan en el cine. Por motivos legales no puedo hacerlo, pero quiero que sepáis que lo haría con mucho gusto. Avisados estáis.

Engánchate conmigooo…

Mp3 del día: NIN – Closer

Semana selvática y fantástica

Semanas selváticas, las que me estoy regalando después de saber que no me hacían fija en mi trabajo. De tanto rascarme a base de bien me voy a quedar sin huellas digitales. Al menos he tenido mucha suerte de estar desempleada la Semana de Cine Fantástico de Málaga, he podido ver algunas cosillas. Como La antena, una producción argentina en blanco y negro y en la que no se dirán más de cuatro frases, con una irritante musiquita de fondo… Para ser justos diré que como curiosidad no está mal y que hubiera sido fantástica para un corto, pero que después de treinta minutos tienes la sensación de estar viendo el anuncio del calvo de la lotería una y otra vez, y otra vez, y otra más… O cuatro capítulos de la segunda temporada de Masters of Horror, que aunque me gustó más la primera temporada, tengo que decir que son muy divertidos. Eso sí, no pude ver el de Dario Argento, y en esta temporada no está Lucky Mckee.
Pero el descubrimiento de este festival ha sido REC, sin duda. Llevaba siglos esperando para verla (¡Paco Plaza y Jaume Balagueró, dos de mis directores favoritos juntos!), y no me ha decepcionado en absoluto, al contrario… Así qu
e no voy a decir nada sobre ella para no perder el misterio, sólo nunca antes había gritado en un cine, y que como diría Cándida Villar: “vayáis a verla, que está muy bonita”.
En casa he visto Planet Terror (divertidísima, con una Rose Mcgowan tan preciosa como siempre, y además con Naveen Andrews y Freddy Rodriguez, muy buenorros ellos) y Hostel 2 (que esperaba que fuera un bodrio y que sin embargo me gustó más que la primera parte, a lo mejor que los protagonistas no fueran los mastuerzos odiosos de la anterior peli ha ayudado).
Así que ya sólo me falta encontrar otro trabajo…


Mp3 del día: Screaming Jay Hawkins – I Put a Spell On You